Blogia
altermediareflexiones

MITOS EXTRATERRESTRES


 

Los extraterrestres no existen según el punto de vista ortodoxo y dogmático de un sector de la comunidad científica. En un universo con 14 mil millones de años luz de extensión espacial, miles de millones de galaxias y trillones de estrellas, con miles de trillones de planetas (decallones o un uno seguido de 600 ceros) pensar que somos los únicos seres inteligentes es de lo más absurdo. Para más, nuestra galaxia es muy joven con respecto a otras galaxias y nuestro Sol es un bebé frente a otros soles similares a él. Es decir, somos recién llegados en la evolución de la vida en el universo. Ya el astrónomo Frank Drake hizo cálculos de cuantas civilizaciones avanzadas pueden haber solamente en nuestra galaxia. Ciertamente las pruebas sobre estas civilizaciones tardarán (ya que las emisiones de radiofrecuencia viajan a la velocidad de la luz y las estrellas habitables -con posible vida- más cercanas a nosotros están a 400 años luz de distancia, 400 años de viaje a la velocidad de la luz) no han pasado ni 100 años desde que estamos tratando de escuchar algún sonido de radio de alguna civilización de allá afuera.

 

Para más, nuestros métodos de escucha son malísimos, solo tenemos antenas en la Tierra, llena de todo tipo de interferencias y ruidos radioeléctricos (un radio telescopio en el espacio profundo, lejos de las interferencias del Sol, sería lo ideal) Así que podríamos estar recibiendo emisiones de radio de otras galaxias o de nuestra galaxia y nosotros ni enterados. A ello se agrega que es probable que nuestro tiempo para escuchar a otras civilizaciones se esté acabando. No llevamos ni 100 años de usar el espectro radioeléctrico inalámbrico y ya estamos dejando las ondas de radio para comunicarnos, ahora usamos las señales de luz con cables de fibra óptica para comunicarnos por internet y ya estamos desarrollando las telecomunicaciones cuánticas (señales de onda que salen del espacio y del tiempo, dan un salto cuántico y aparecen espontáneamente en cualquier lugar donde se prepare el entrelazamiento cuántico) imposibles de ser oídas por nuestros vecinos. Si nosotros usamos estas comunicaciones, más efectivas por no estar limitadas por la velocidad de la luz, ¿qué serán de las probables avanzadas civilizaciones ET de nuestra galaxia? La telecomunicación cuántica tiene la ventaja de que no recorre distancia alguna, al menos no como las señales de los robots que están en Marte, que tardan 15 minutos en llegar a la Tierra luego de ser emitidas por los robots. Imagínense en las distancias interestelares. Con este razonamiento lógico, jamás sabremos de la presencia de civilizaciones avanzadas en la galaxia porque hace siglos habrían dejado de emitir señales de radio.

 

Pero si son tan avanzadas ¿porque no nos visitan y nos contactan? Antes se argumentaba que nada podía ir más rápido que la luz y que por eso no nos visitarían, pero lo de la telecomunicación cuántica demuestra que sí se puede ir más rápido que la luz, entonces no hay dudas sobre la posibilidad de viajes interestelares más rápidos que la luz. La ciencia ficción desde hace décadas que predijo esto. Entonces ¿por qué no nos contactan? Ese es el inicio de ir poniendo fin a los mitos extraterrestres que circulan en las creencias New Age y en el consciente popular:

 

 

PRIMER MITO: LOS ET INVASORES

 

En el universo hay más minerales, más recursos y más elementos básicos para la vida de lo que hay en la Tierra. En Europa, una luna de Júpiter, hay bastos océanos de agua (y probablemente vida), en Saturno hay petróleo de sobra. Se han hallado nubes cósmicas con sustancias orgánicas. Desde H.G. Wells, hasta Hollywood, la literatura y el cine se han encargado de imaginar razas de ET que solo piensan en invadirnos y esclavizarnos ¿para qué? Si la Tierra es pobre en minerales y recursos. Lo único que podría interesarle a una civilización avanzada (que ya habría superado todos sus problemas energéticos y de recursos vitales, por eso es avanzada) es la antimateria que con mucha dificultad estamos produciendo. Pero una civilización ET más avanzada tendría mucho más recursos para producir antimateria si eso es lo que le interesaría.

 

Así que no hay nada que pueda interesarle a los ET en el planeta. Salvo que hagan lo que suelen hacer algunos antropólogos: Observar las sociedades de cazadores recolectores (como las actuales tribus africanas o polinesias) y tratar de entender como funcionan.

 

A esto apunta el astrónomo Frank Drake, lo más razonable y seguro es que seamos unos objetos de observación científica. Nada más. De hecho las muy probables civilizaciones ET no entrarían en contacto directo y abierto con nuestra civilización por el choque de civilizaciones que significará. Por más buenas intenciones que tengan los ET, en los hechos se daría una relación asimétrica de imitación y subducción cultura, en la cual terminaríamos acoplándonos a la cultura y civilización ET, pero con la conservación de nuestros vicios autodestructivos. Si con la actual tecnología estuvimos a punto de aniquilar al planeta en una gran guerra nuclear. Si con la tecnología actual estamos expoliando los recursos del planeta en forma acelerada, si con dicha tecnología no hemos superado el estado de guerra permanente en que vivimos ¿qué sería con tecnología extraterrestre avanzada? Seguro acabaríamos partiendo el planeta en mil pedazos y haciendo estallar al Sol en una supernova o peor, convirtiéndolo en un agujero negro masivo. El ser humano sigue comportándose mucho como un gorila agresivo y desenfrenado, solo que posee armas nucleares ahora. Con tecnología extraterrestre sería sencillamente la aniquilación total no solo del planeta, sino de buena parte de la galaxia.

 

Por otra parte, aunque los ET se aseguren de que no copiemos su tecnología, la mafia mundial basada en la producción de armas y en la predominante cultura de la violencia y la guerra se encargaría de convertir a los ET en “Terroristas Extraterrestres” todo para justificar los más enormes gastos militares de la historia. Un aumento de la carrera armamentista en nuestro planeta aseguraría nuestra autodestrucción definitiva. Si una civilización ET quiere destruirnos, solo le basta con mostrarse públicamente, decir “Hola, no están solos” y con eso en poco tiempo las más mortíferas armas creadas para “enfrentar al enemigo ET” se usarían en las guerras que inevitablemente se desatarán (tantas armas terminan por ser utilizadas, no se fabrican solamente para que estén de adorno)

 

 

SEGUNDO MITO: LOS ET BONDADOSOS Y GUÍAS DIVINOS

 

Este es el mayor de todos los mitos New Age. Los ángeles y dioses de ayer son los ET de hoy. Si literalmente es así, pues fueron ángeles terribles y dioses sanguinarios. El mayor mito de los mitos es el de “Los ET enseñaron la civilización” siendo que no solo no hay pruebas a favor de ello, sino que todas las pruebas indican que el origen de la civilización es el comercio y las creencias religiosas provenientes de los antiguos cultos chamánicos.

 

En realidad, las grandes enseñanzas místicas que permitieron al ser humano volverse un poco más civilizado provienen de seres humanos concretos que nacieron y murieron. Lao Tze, Siddharta Gautama “El Buda”, Mahoma o Muhammad y también Jesucristo. Introdujeron un monoteísmo un poco más pacifista -aunque muy poco, excepto por Buda- y lograron con los siglos que el ser humano tuviese una cultura menos violenta y guerrera.

 

Ningún ET logró tal cosa, salvo los argumentos imaginativos de J. J. Benítez y sus “Astronautas de Yhavéh”, ese dios menor que eligió a un pueblo y no a todos los pueblos de la humanidad (hecho que cambió Cristo al enseñar para todos la humanidad entera) Ahora, toda la parafernalia New Age se imaginan a estos ET mirándonos con sonrisas bondadosas y caritas bonachonas, enviando mensajes telepáticos a X “iluminados”, tanto, que esa luz ya los deja ciegos. Mostrándose como seres perfectos, que siempre estuvieron en ese estado de beatitud e iluminación excelsa.

 

Nada más lejos de la realidad. La mecánica del universo y sobre todo la termodinámica indican que necesariamente todas las razas físicas de ET's, cuyos cuerpos se basen en átomos, inevitablemente tuvieron que luchar por controlar los elementos de su entorno. Alguna vez uno de esos ET's de nuestra cultura popular tuvo que ser un cavernícola o algo similar, alguna vez tuvo que luchar por comida. Si se reproducen sexualmente, alguna vez tuvieron que ser bastante animales con sus mujeres. Si se reproducen de otra forma (por hermafroditismo, etc.) inevitablemente alguna vez tuvieron que ser violentos con su prole. Sea que nos los imaginemos humanoides, reptiloides o insectoides.

 

Así, más que mirarnos con ojos solidarios y benevolentes, la mayoría de los ET's nos mirarían con ojos de asco y de vergüenza. Asco por como nos desenvolvemos salvajemente unos contra otros, matándonos por nada, golpeando y oprimiendo a nuestros congéneres y a la naturaleza entera. Vergüenza porque les recordaríamos lo brutos y salvajes que ellos mismos fueron. Si hubiesen ET's humanoides (los únicos capaces de observarnos por siglos o miles de años, por sentir simpatía por sus hermanos) jamás querrían bajar a la Tierra, por más que puedan vivir en ella y pasar totalmente desapercibidos en una calle de nuestras ciudades. ¿Por qué? La sola idea de la experiencia les causaría asco y terror. Asco porque sería como si alguien acostumbrado a vivir en una ciudad con todas las comodidades, decidiera vivir en una aldea aborigen, pobre y hambrienta de África, sometiéndose voluntariamente a un estilo de vida que lo expondría a las peores enfermedades y a una violencia tribal absolutamente irracional (muchas tribus en realidad son más pacíficas que nuestras sociedades modernas, pero otras están en la miseria y violencia total, como las tribus del cuerno de África y de Darfur) Tendrían un terror absoluto de mezclarse entre nosotros, porque  fácilmente se verían arrastrados por nuestra cultura de violencia e impulsividad sexual irracional y dañina. Estarían sometidos a todo tipo de violencia y, siendo que su comportamiento no sería el de un ser humano normal de nuestro planeta, se haría evidente que no pertenecen a nuestro mundo y eso los expondría a ser objeto de agresiones y persecuciones.

 

Para un ET humano, caminar por las aceras de nuestras ciudades podría ser una experiencia horrorosa y fatal. Tal vez por eso los “pleyadianos” de Bárbara Marciniak son demasiado cobardes para bajar y hacer un reconocimiento científico de nuestras costumbres salvajes y cavernícolas. Eso da cuenta que esos supuestos “ET's” no tienen nada de bondad y compasión hacia nosotros, porque nos ven más bien como cobayas de laboratorio al que se les está tratando de instruir para que colaboren mejor con los experimentos. Por supuesto, los ET's de Marciniak no pasan de ser meros inventos imaginativos, para más sus supuestas enseñanzas no dicen nada o lo dicen de muy mala manera frente a los Sutras budistas o a los textos taoístas.

 

Después de haberse leído tantos textos aburridos de supuestos ET's, que más bien son verborrágicos monólogos de unos desconocidos y alucinantes escritores, está claro que los textos filosóficos y psicológicos, con influencias orientales, tienen mucho más que decir. O todos los ET's son muy poco poéticos e imaginativos o en realidad los seres humanos tenemos mayor capacidad filosófica y literaria que estos supuestos seres inventados.

 

Dejando de lado el abundante mundo contactista, está claro que lo más probable es que los ET's nos miren como unas bestias salvajes, tal vez los ET's humanos nos miren con ojos más fraternos, pero siempre desde una posición de “nosotros los civilizados y ellos los incivilizados” manteniendo prudencial distancia, no sea que se contaminen de nuestros vicios. Tampoco hay que descartar que incluso para los ET's humanos seremos buenos cobayas de laboratorio por quienes experimentar por medios tecnológicos que apenas podamos imaginar.

 

TERCER MITO: LOS ET SOLO NOS OBSERVAN

 

Este último mito tiene relación con el anterior. La idea generalizada en la comunidad científica de vanguardia es que los ET son más racionales y éticos. Ello debido a que si no tuviesen altos niveles de comportamiento racional y ético, terminarían autodestruyéndose con su tecnología avanzada. Esto es algo razonable y lógico, casi la totalidad de civilizaciones en el universo tuvo que mantenerse en el delicado equilibrio de “Tecnología vs. Ética” que podía sostener a una civilización en ese punto de no autodestrucción. Nosotros seguimos inmerso en ese estado y siempre no estamos lejos de la autodestrucción.

 

Esta teoría, por más razonable que sea, no descarta que los ET's se permitan experimentos “éticamente aprobables” de los cuales ni nos daríamos cuenta. Quien sabe si ese 1% de fotos autenticadas de OVNIS no sea parte de ese experimento.

 

La sola idea de que en nuestra cultura exista el “Extraterrestre” sin que tengamos evidencia alguna de los mismos es un claro ejemplo de que algo o alguien está interviniendo en el desarrollo de nuestra cultura.

 

¿Será que este artículo también es parte de ese experimento? Si lo afirmamos, nos queda  la duda metódica para entender como. Si no, seguiremos viendo películas sobre invasiones extraterrestres sin saber que estamos actuando  según esperan que actuemos.

 

En realidad, en el caso de los hipotéticos ET’s humanos (los que más nos observarían por ser nuestros “hermanos”) no serían más que nuestro alter ego con más tecnología, conocimiento y conciencia ética y racional. Su conciencia no sería muy distinta de la de los actuales monjes budistas tibetanos o la de los monjes taoístas o, incluso, la de los más avanzados maestros de Tai Chi Chuan y Chi Kung; junto con los más avezados filósofos pacifistas-ecologistas.

 

Siendo que esto es bastante lógico, racional y probable, ¿porqué se mantiene esa subcultura de endiosar a estos hipotéticos ET? Esa conducta es bastante irracional y primitiva, clásica de pensamientos tribales y no de seres más evolucionados.

 

Es de esperar que la comunidad científica que apoya proyectos como los de SETI pueda aclarar que no tiene razón ni sentido alguno hablar de extraterrestres como de dioses, que si los extraterrestres existen (que es muy probable) no son ni muy distintos ni muy especiales con respecto a nosotros, podrán tener más longevidad, tecnología, conocimiento y alguna probable facultad mental extra, pero básicamente tendrán la misma conciencia que nosotros.

 

Alejandro Sánchez

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

padrino -

lo expuesto aca parece bastante logico y razonable,,, en ves de las alucinadas de los supuestos contactados con ETS, ,,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres